La restauración del templo de Nuestra Señora de Monguí

Bogotá.- La Basílica y Claustro de Nuestra Señora de Monguí, que data del siglo XVII, patrimonio cultural de Colombia, fue restaurada con una inversión de más de dos millones de dólares, para garantizar su conservación y potenciar el turismo de este pequeño municipio de calles empedradas en la cima de los Andes.

Las obras que se hicieron fueron: restauración integral de la cubierta del conjunto religioso, reforzamiento estructural, restauración de la pintura mural de la cúpula de la Basílica y del pinjante, adecuación funcional de los espacios, instalación de redes eléctricas, iluminación y seguridad, e instalación de redes hidráulicas y sanitarias.

Estas dos joyas arquitectónicas con puro estilo romántico de la colonia, levantadas en piedra de sillería entre 1694 y 1760, es el principal centro de atracción de Monguí, la población más hermosa del departamento de Boyacá, en el centro de Colombia.

La fecha oficial de fundación de Monguí, es el 1 de diciembre de 1601, por los españoles Alonso Domínguez Medellín y Fray Juan Blas Redondo.

Entre 1551 y 1557 los españoles construyeron la Capilla de San Antonio y Puente Calicanto, y en 1603 empiezan a levantar la iglesia y el convento, un trabajo que se llevó cerca de 100 años, en plena época de la colonización.

Según las reseñas históricas del municipio de Monguí, antes de iniciar la construcción de esta mega obra, fue “necesario una inspección por la Real Corona Española para buscar el mejor sitio entre los tres Pueblos que existían en ese tiempo, Monguí–Tutasá–Tirem”.

Para los españoles era “necesario juntarlos para que tengan Doctrina entera o completa. Y por estar desparramados se junten todos y hagan sus casas y bohíos eligiendo y haciendo una Iglesia y ramada grande que albergue a todos los indios para que el Padre: Fray Blas Redondo dé la orden para que San Francisco los adoctrine”.

De los tres pueblos escogen Monguí, por ser el “más acomodado y fértil de maíz y papa. Abundante en agua y leña, el más llano. Que delante de la Iglesia dejen una plaza cuadrada de la distancia conveniente y las calles derechas de seis varas de anchas. Que les señale sus solares para hacer sus casas cerca a la Iglesia y vivan juntos”.

Los españoles que ocuparon el territorio indígena, advirtieron a las comunidades que aquellos que se negaran asistir a la misa en la iglesia, “se les queme sus casas y bohíos sin consentirlos en Pueblos viejos ni quebradas”.
Este templo con su claustro de calicanto, que está marcado por el estilo románico, guarda la imagen de la Virgen que lleva el nombre del municipio y algunas obras del pintor Gregorio Vásquez de Arce y Ceballos.

La Basílica y Claustro de Nuestra Señora de Monguí, que luce imponente en la plaza principal de este municipio que se erige a dos mil 900 metros sobre el nivel del mar, en la cordillera de los andes, hace parte de la historia y las batallas por la libertad y la independencia.
Es en este contexto histórico y cultural que el ministerio de Cultura, hizo una inversión de unos dos millones de dólares, para hacer una restauración integral de estos dos monumentos, que hacen parte de la reliquia cultural y de la memoria histórica de los colombianos.

Monguí, con sus cinco mil habitantes, con sus calles empedradas, y sus casas de fachadas de color blanco y verde, que le dan su propio estilo y belleza, se encuentra en la Red de Pueblos Patrimoniales de Colombia.

Notimex

Like
Like Love Haha Wow Sad Angry

También te puede interesar...